Los Sistemas Silvopastoriles, una alternativa para la crianza de bovinos jóvenes en condiciones de bajos insumos

 

Jesús Manuel Iglesias Gómez
Estación Experimental de Pastos y Forrajes Indio Hatuey Central España Republicana 44280, Matanzas, Cuba

 

RESUMEN
Se describen los principales resultados obtenidos en investigaciones sobre sistemas de producción silvopastoriles de bajos insumos externos, con bovinos machos y hembras en crecimiento.
El suelo sobre el que se realizó el estudio fue de topografía plana, catalogado como Ferralítico Rojo Lixiviado y perteneciente a la Estación Experimental de Pastos y Forrajes “Indio Hatuey”, de la provincia de Matanzas, Cuba. El trabajo investigativo se dividió en cuatro experimentos y una etapa de validación de resultados: A) Ceba de toros Cebú comercial en un Sistema de Banco de Proteína y/o Sistema de Asociación en el 100 % del área, comparados con un control de gramíneas fertilizadas; B) Crianza de añojas mestizas (5/8 Holstein x 3/8 Cebú) de reemplazo en Banco de Proteína y/o Sistema Asociado; C) Ceba de toros de diferentes genotipos raciales (Cebú, F1 Holstein x Cebú y 5/8 Holstein x 3/8Cebú) en Sistema Asociado; D) Cría de hembras de diferentes genotipos raciales (5/8 Holstein x 3/8 Cebú y F1 Holstein x Cebú) en Sistema Asociado; y E) Validación de este último sistema en condiciones comerciales de producción con hembras del tipo 5/8 Holstein x 3/8 Cebú. No se suplementó a los animales en ninguno de los sistemas estudiados y solo se aplicó fertilización nitrogenada, a razón de 80 kg de N/ha/año, en el sistema tradicional sin árboles y en el 75 % del área de los sistemas de Banco de Proteína. El pasto base de los sistemas fue Panicum maximum, aunque se mantenían los pastos naturales propios de la región y otras variedades cultivadas. El árbol utilizado fue la leguminosa Leucaena leucocephala cv. Cunningham, con una población de 555 plantas/ha en el sistema de Asociación y de 1 250 en el Banco de Proteína. La explotación siempre comenzó cuando estos alcanzaron los 2 m de altura como promedio. En todos los casos, para el análisis estadístico se utilizaron diseños experimentales totalmente aleatorizados, con análisis de varianza de clasificación simple, mientras que las medias se compararon según Duncan (1955).
El sistema de Asociación en el 100 % del área produjo ganancias individuales acumuladas superiores a los 620 g diarios en los toros Cebú y de más de 490 g en los de genotipo lechero, con pesos finales por encima de los 400 kg en los primeros, y entre 376 y 357 kg para los genotipos F1 y 5/8 Holstein x 3/8 Cebú, respectivamente. Los otros sistemas evaluados también obtuvieron ganancias individuales satisfactorias (más de 530 g/animal/día), aunque en estos se usaron insumos externos, por concepto del uso de los fertilizantes en las áreas de gramíneas.
En el caso de las hembras de reemplazo, las ganancias diarias acumuladas de los animales que pastorearon la Asociación (524 g para los F1 y entre 493-441 g para las hembras 5/8 Holstein x 3/8 Cebú), fueron satisfactorias para este tipo de sistema de bajos insumos externos, así como los pesos de incorporación a la reproducción que variaron entre los 280 y 310 kg. Las ganancias del sistema de Banco de Proteína también fueron próximas a los 455 g/animal/día, con un peso de incorporación superior a los 290 kg. La edad de incorporación a la reproducción fue alta en todos los sistemas estudiados, motivado por el bajo peso/edad que presentaron los animales experimentales antes del comienzo de las investigaciones.
En todos los experimentos se evidenció una alta producción de biomasa, con rendimientos en la época poco lluviosa que fluctuaron entre 7,37 y 14,58 kg de MS/100 kg de PV/día.
La oferta diaria de leucaena en los Sistemas Silvopastoriles estudiados fue muy variable, en dependencia del tamaño y peso de los animales y el manejo a que fueron sometidos los árboles (ramoneo o poda). Así, se encontraron valores entre 0,115 y 2,40 kg de MS/100 kg de PV/día en la época poco lluviosa y de 0,284-2,50 kg para la lluviosa. La calidad proteica de la biomasa ofertada fue alta, con contenidos de proteína bruta en la leucaena y los pastos acompañantes de más de 20 y 9 %, respectivamente.
Se concluye que es factible la ceba de machos y la cría de hembras de reemplazo con el uso de Sistemas Silvopastoriles de bajos insumos, ya que no ocurren pérdidas de peso durante el año y se obtuvieron ganancias promedio entre 400-600 g/animal/día. Se recomienda su uso en condiciones de producción.