Evaluación de los factores agronómicos y sus efectos en el rendimiento y la composición bromatológica de Morus alba Linn.

 

Giraldo Martín Martín
Estación Experimental de Pastos y Forrajes Indio Hatuey Central España Republicana 44280, Matanzas, Cuba

 

RESUMEN
El presente trabajo estuvo encaminado a evaluar los factores agronómicos y sus efectos en el rendimiento y la composición bromatológica de la biomasa de la morera, así como a determinar, mediante ecuaciones de regresión, las relaciones entre el rendimiento en materia seca de la biomasa de la morera y el peso verde total de plantas. Se realizó una valoración económica de este forraje, con el fin de evaluar la factibilidad de su utilización como sustituto del concentrado comercial usado en las vaquerías potenciadas del sistema de la agricultura en nuestro país. Los ensayos experimentales fueron realizados en la Estación Experimental de Pastos y Forrajes “Indio Hatuey”, situada entre los 22° 48' y 7" de latitud Norte y los 81° y 2' de longitud Oeste, a 19,01 msnm, en el municipio de Perico, provincia de Matanzas, Cuba. Para el montaje del experimento se utilizó un diseño de bloques al azar con arreglo factorial; se incluyeron tres factores (variedad, fertilización y frecuencia de corte), los que originaron un total de 36 tratamientos replicados cuatro veces, es decir, 144 parcelas. Las variedades estudiadas fueron: Indonesia, Cubana, Acorazonada y Tigreada. Se emplearon tres niveles de fertilización con gallinaza en base al nitrógeno (100, 300 y 500 kg de N/ha/año) y tres frecuencias de corte (60, 90 y 120 días). Debido a la estacionalidad de la producción de los forrajes en el trópico, se incluyó la época como un factor adicional. Se utilizaron como variables agronómicas los rendimientos de materia seca de: hojas, tallos tiernos, biomasa comestible, tallos leñosos y biomasa total. Como indicadores de la composición bromatológica se estudiaron, en las hojas y los tallos tiernos, los porcentajes de: materia seca, fibra bruta, proteína bruta, calcio, fósforo, potasio y ceniza. Además, se determinó el rendimiento de proteína bruta en las hojas, los tallos tiernos y la biomasa comestible. Para el procesamiento de los resultados experimentales, se utilizó el paquete estadístico SAS (Statistical Analysis System), versión 8.0, y el paquete estadístico SPSS, versión 10.0. Los resultados experimentales demostraron que el rendimiento de materia seca de la biomasa total y el de sus componentes estuvo influido principalmente por la frecuencia de corte y la época del año. Los mayores rendimientos de materia seca de hojas, biomasa comestible y biomasa total se lograron con la frecuencia de corte de 60 días en el período lluvioso en las variedades Indonesia, Acorazonada y Tigreada, y con la de 90 días en el poco lluvioso en la variedad Indonesia. El incremento de la fertilización estimuló laproducción de materia seca de hojas, de tallos tiernos, de biomasa comestible y de biomasa total, pero con una disminución de la eficiencia en el aprovechamiento del nitrógeno presente en la gallinaza. Los factores frecuencia de corte y época del año tuvieron efectos significativos en los contenidos de fibra bruta y proteína bruta en las hojas y los tallos tiernos. Los contenidos de calcio, potasio y ceniza hallados en la morera fueron elevados y superiores a los de los forrajes convencionales en el trópico. Los rendimientos de proteína bruta de hojas, tallos tiernos y biomasa comestible en el período lluvioso, fueron superiores para la frecuencia de corte de 60 días. Las ecuaciones de regresión lineal y cuadráticas obtenidas para el conjunto de las frecuencias de corte, indican que el peso verde total de plantas de morera es una variable estimativa para determinar los rendimientos de materia seca de hojas, de biomasa comestible y de biomasa total de la morera, en condiciones similares a las utilizadas en este ensayo. Las consideraciones económicas realizadas en este trabajo demostraron la factibilidad de sustituir el concentrado comercial por forraje de morera como suplemento para la producción de leche vacuna. Teniendo en cuenta los resultados se recomienda utilizar, en el período lluvioso, las variedades Indonesia, Acorazonada y Tigreada para la producción de forraje de alta calidad con una frecuencia de corte de 60 días, y en el período poco lluvioso la variedad Indonesia con cortes cada 90 días, para optimizar la utilización y la conservación de la biomasa comestible de
esta planta. Asimismo se sugiere: ampliar los estudios sobre el uso de biofertilizantes, fertilizantes químicos y orgánicos solos o combinados, para lograr un uso más eficiente de los nutrientes; evaluar la factibilidad de realizar riegos en momentos de intensas sequías; validar en plantaciones comerciales las ecuaciones de regresión obtenidas para estimar los rendimientos de hojas, biomasa comestible y biomasa total de la morera; y evaluar las potencialidades productivas y la factibilidad económica de utilizar esta planta a escala comercial.