Biografía Ampliada

Nació en Dieppe, Normandía, Francia, el 7 de enero de 1903, y falleció en La Habana (provincia actual de Ciudad de La Habana), Cuba, el 21 de diciembre de 1964.

Físico y químico. Su aporte principal a la ciencia estuvo relacionado con la agricultura y la ganadería, y fue mundialmente conocido por su tesis sobre el pastoreo intensivo, que basado en la rotación de los pastos delimitados en diferentes parcelas, permitía aumentar en más de un tercio el número de animales sobre las misma superficie de terreno. Nacido en el seno de una familia campesina, cursó sus primeros estudios secundarios en el Liceo Jehan Ango, en la propia ciudad de Dieppe, donde obtuvo Premio de Excelencia en casi todos los cursos. Sus estudios de bachiller los realizó en el Liceo Luis Le Grand, de París, e ingresó posteriormente en la Escuela Superior de Física y Química de esta ciudad, donde resultó el primer expediente de su promoción.

 En el Servicio Militar cursó estudios para la formación de oficiales y fue designado Alférez de Navío. Terminada esta etapa y tras laborar durante nueve años en la industria del caucho, se trasladó hacia Heidelberg, Alemania, en 1935, a los efectos de perfeccionar sus conocimientos del idioma alemán. Un año más tarde obtuvo un diploma de la Universidad de esa ciudad, por su Tesis Goethe y La Francia, a la vez que recibió el título de Ciudadano de Honor de Heidelberg. Al regresar a su país se incorporó nuevamente a la industria del caucho, donde aplicó una inventiva suya para la cronometría del trabajo, lo que le valió un diploma de Reconocimiento por aquel aporte.

 Al estallar la Segunda Guerra Mundial en 1939, cumplió diferentes misiones del Ejército francés en Ángel e Inglaterra, donde resultó herido en combate. Al siguiente año, y después de haberse desempeñado como attaché-secretario particular del Almirante Muselier, decidió volver a Francia y encargarse de la administración de la granja de su madre, aunque participó activamente en las tareas de la resistencia a la ocupación alemana hasta el fin de la contienda bélica. Fue en aquel entonces que inició sus investigaciones sobre la tierra y emprendió con vehemencia el estudio de la hierba como alimento, lo cual inscribió su nombre en el espectro de profesionales que han realizado aportes a la historia universal de las ciencias. En 1945 creó una cooperativa lechera, en unión con otros granjeros, la cual devino pasteurizadora a instancias del Cuerpo Médico y de los alcaldes de Dieppe y Havre.

 Fue nombrado Presidente de la Federación Departamental de Cooperativas Lecheras del Sena Marítimo, labor que desempeñó entre 1949 y 1954. Tras años de observación e investigación del suelo, y de haber obtenido resultados satisfactorios, decidió divulgar sus conocimientos; fue así como dictó sus primeras conferencias en Rouen y París. Voisin preconizaba la rotación de los patos, experiencia introducida en Alemania durante la Primera Mundial por un científico de este país, y que él perfeccionó, por considerar que aquel sistema aumentaba sobre la misma superficie el número de animales posibles para pastar, así como se atendía el mejoramiento de la calidad del pasto y de la hierba.

 En 1951 viajó a los Estados Unidos de América integrando un colectivo de personalidades de los Servicios Agrícolas del Ministerio de la Agricultura de Francia. Cuatro años más tarde cumplió funciones de Censor y de Consejero en la sucursal de Dieppe del Banco de Francia. Dio a conocer su valiosa obra Productividad de la hierba, en 1957, la que constituyó un acicate para la continuación para sus investigaciones. Gradualmente, sus teorías fueron conocidas en el exterior, por lo cual recibió diversas invitaciones para ofrecer conferencias en Inglaterra, Irlanda y Alemania Federal, así como distintos cursos en Italia, España, Polonia, Austria, Hungría, Bélgica y Canadá; en este último país, sus conferencias en la Universidad de Laval, Québec, resultaron publicadas por esta institución bajo el título de Las nueve leyes científicas de aplicación de abonos.

 Por invitación expresa del Jefe de la Revolución Cubana, y con el objetivo de impartir un curso sobre la especialidad ganadera y agrícola en la Universidad de La Habana, fue recibido personalmente a su arribo a la Isla por el Comandante Fidel Castro Ruz, entonces Primer Ministro del Gobierno Revolucionario y Primer Secretario del Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba, el 3 de diciembre de 1964. En los días siguientes recorrió en compañía de su anfitrión un campo experimental de cultivo de hierbas en el Wajay; la vaquería LA Recompensa, de Artemisa; así como los Institutos Tecnológicos de Suelos, Fertilizantes y Alimentación del Ganado Rubén Martínez Villena y Libertad.

 El 8 de diciembre se inauguró el ciclo de conferencias previsto en la Universidad de La Habana, que tuvo por sede los salones del antiguo Colegio Médico Nacional. Aquel propio día visitaría en compañía del doctor Orlando Landa Bacallao el centro turístico de Guamá, en la Ciénaga de Zapata, así como Playa Girón. El 11 de diciembre, en un almuerzo ofrecido por el Embajador de Francia y con la presencia del Primer Ministro cubano, el doctor Juan Mier Febles, Rector de la Universidad de La Habana, le informó a Voisin que se le había conferido el título de Doctor Honoris Causa en Medicina Veterinaria, por el alto centro docente habanero, distinción que le sería otorgado el 7 de enero siguiente, en homenaje al aniversario de su natalicio. Sin embargo, un infarto del miocardio ocurrido el día 21 del propio mes de diciembre, privó al mundo de poder continuar disponiendo en activo de aquel relevante hombre de ciencia.

 Voisin consideraba que el veterinario debía ser un defensor de los animales y no un comerciante dedicado a obtener ganancias de las enfermedades de éstos; por ello sugirió que en Cuba se promoviese el título de “médico veterinario protector”, con lo cual se propendería no sólo a velar por el rendimiento de los pastos, sino a lograr que los animales pastasen a plenitud. De igual forma, se pronunció por el uso racional de los abonos químicos, sobre todo del potásico, lo que evitaba la tetania de la hierba. Entre sus tesis principales se encontraba la referida a que ante la enfermedad del ganado debía analizarse el suelo, a los efectos de comprobar los nutrientes que poseía; de ahí que demostrase cómo en la cadena suelo-hombre, la adecuada atención al primero de esos dos elementos, permitía desarrollar un animal sano, lo cual constituía, a su vez, una garantía en el logro de una sana alimentación de la población.

 Sus obras han sido traducidas al inglés, alemán, español, ruso, polaco, húngaro, italiano, japonés y portugués. Profesor extraordinario por la Escuela de Veterinaria de Francia, en Maisons-Alfort, por diversas actividades recibió en vida los siguientes honores: Ciudadano Honorario de la Ciudad de Heidelberg (1936); Cruz del Mérito Agrícola, en dos ocasiones (1943 y 1945); Cruz de Guerra con dos estrellas de Plata (1945); Miembro de la Academia de la Agricultura de Francia (1958); Premio Nicolás Zvorikine, de la Academia de Ciencias de París (1959); Doctor Honoris Causa de la Universidad de Bonn (1960); Galardón de la Academia de Ciencias Lenin de Moscú, URSS (1963); y Premio M. L. Foulon de la Academia de Veterinaria de Francia (1964).