Notas Periodísticas

Confieren al Presidente cubano Premio a la Excelencia André Voisin

El Premio a la Excelencia Andre Voisin, instituido por la Sociedad Cubana de Pastos (SOCUP), fue conferido hoy al Presidente cubano Fidel Castro Ruz, primera personalidad a quien se le otorga el reconocimiento.

Por: Agencia Cubana de Noticias

Publicada: 11 de Abril del 2006/9:48

Esta distinción honra la memoria del prestigioso científico francés, creador de modernos sistemas de pastoreo, y el cual falleció el 21 de diciembre de 1964 en La Habana, donde ofrecía un ciclo de conferencias.

La SOCUP destacó que, además de haber sido un aventajado alumno del investigador galo, el mandatario cubano es incansable defensor del uso del pasto y los forrajes para la producción de leche y carne, así como también de la aplicación de los métodos de Voisin para el desarrollo de la ganadería vacuna en la Isla.

Está previsto entregar el Premio durante una sesión de la Junta Nacional de Pastos, en la Estación Experimental de Pastos y Forrajes Indio Hatuey, primera institución científica de su tipo en la Isla, surgida el ocho de marzo de 1962 por iniciativa de Fidel.

En la citada instalación, enclavada en el municipio matancero de Perico, 170 kilómetros al este de La Habana, se impartirá un taller de capacitación sobre tecnologías agropecuarias con la participación de especialistas de varias provincias cubanas, informó a la AIN Milagros Milera, Presidenta de la SOCUP.

La Estación Experimental Indio Hatuey tiene como propósitos introducir, multiplicar, regenerar y conservar los recursos fitogenéticos forrajeros y arbóreos para la alimentación ganadera en el trópico.

 
Envía Fidel Castro ofrenda floral en homenaje a André Voisin

La Habana, 8 ene.2004 – El Comandante en Jefe Fidel Castro envió la víspera una ofrenda floral al mausoleo que guarda los restos del agrónomo francés André Voisin, en ocasión de celebrarse el aniversario 102 del natalicio del destacado investigador.

En la Necrópolis de Colón, la comunidad científica cubana rindió tributo a quien fue presidente honorario de la Asociación Cubana de Producción Animal (ACPA), personalidad a la que la Universidad de La Habana le confirió el título de Doctor Honoris Causa en Medicina Veterinaria.

Guillermo Valdés, vicepresidente de la Sociedad Cubana de Producción y Utilización de Pastos y Forrajes del ACPA, afirmó que Voisin enseñó a la humanidad lo que la ciencia puede hacer en beneficio del hombre y la naturaleza.

Desde la década de los años 60, ese visionario agronómo advirtió la posible ocurrencia de catástrofes por el mal manejo de los suelos, y propugnó los conceptos de agricultura ecológica, productos orgánicos y desarrollo sostenible, agregó Valdés.

En la ceremonia estuvieron presentes Ismael Clark, presidente de la Academia de Ciencias de Cuba, Martha Rosine Fernagu, viuda de Voisin, Marie-France Pagnier, embajadora de Francia en la Isla y Ramón Castro, asesor del ministro de la Agricultura.

Invitado por el presidente cubano Fidel Castro, el investigador francés llegó el tres de diciembre de 1964 a Cuba para impartir un ciclo de conferencias magistrales y propiciar la diversificación de la agricultura y la ganadería a nivel nacional.

André Voisin expresó la voluntad de ser enterrado en el lugar donde le sorprendiera la muerte y a la edad de 61 años, en plena faena científico-docente, ocurrió en Cuba su deceso el 21 de diciembre de 1964.

 

Discurso de Madame Marthe Rosine Voisin en el 100º Aniversario de André Voisin en Cuba

7 de Enero de 2003.

Año de los Gloriosos Aniversarios de Martí y del Moncada

Madame Marthe Rosine Voisin, compañera y viuda de André Voisin:

Queridos compañeros y colegas que hoy nos acompañan:

Nos reúne, hoy, en este pedazo de tierra cubana, la conmemoración de una importante fecha: la del Centenario del nacimiento del ilustre Químico, Ingeniero Agrónomo, Miembro de la Academia de la Agricultura y Miembro honorario de la Academia de Ciencias, André Voisin.

Nació este importante científico del Siglo XX, un 7 de Enero de 1903 en Dieppe, Francia, hace hoy exactamente 100 años. Muy pronto este hombre, de esencia puramente humanista, convencido de cuánto puede hacer la Ciencia en beneficio del hombre, vendió sus tierras para consagrarse por entero a la investigación científica.

En la década de los años sesenta, mucho antes de que aparecieran los casos de las vacas locas, ya André Voisin nos prevenía en sus famosos libros La Productividad de la hierba y Sol, hierba y cáncer que si los hombres continuaban explotando las tierras como hasta ahora, ocurriría una catástrofe.

La Ciencia contemporánea ha confirmado su sabiduría y mostrado que André Voisin fue un adelantado de su época.

En los convulsos y maravillosos años sesentas, años de cambios, de transformaciones, de utopías, reconocido ya en el mundo entero, desde Canadá a Australia, de Nueva Zelanda a África y de ahí a América Latina, con centenares de alumnos, universitarios y científicos como seguidores de sus teorías sobre el pastoreo racional, llega Cuba y establece una hermosa e imperecedera amistad con el jefe de la triunfante Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz.

Sus originales obras fueron una importante novedad en el mundo científico de su época y aún hoy en día se mantienen vigentes. No por gusto han sido traducidas a mas de 18 idiomas.

Su libro sobre el Tétano de la hierba, una enfermedad que afecta al ganado debido a un desbalance de minerales, en particular el magnesio, en su dieta diaria es aún una obra muy actual y necesaria para las Ciencias agropecuarias y para la correcta aplicación del Sistema de pastoreo Racional Voisin.

El uso excesivo de fertilizantes en las granjas modernas demuestra la aparición de esta enfermedad que puede ser evitada con un eficiente manejo y “ecológico de la tierra ” como proponía el sabio francés.

En su texto La Tierra pide Clemencia, Voisin expresaba:

… en los últimos 20 años disminuyeron en Estados Unidos un 30 por ciento el número de pequeños y medianos propietarios de la tierra en favor de las grandes compañías agropecuarias. Acorde con su poderío económico, el agrobusiness se orienta hacia la explotación de la tierra mediante todos los recursos técnicos disponibles y la maquinaria agrícola más moderna y sofisticada que, unida a todo un arsenal de productos químicos, aumenta sí la producción pero da como resultado frutos desequilibrados y contaminados con notables carencias de oligoelementos indispensables para una regulación armónica de los procesos fisiológicos humanos »Somos lo que comemos», y lo que nos dan a comer alimenta también a la industria medica.

Notemos que los términos Agricultura Ecológica, Productos Orgánicos, el concepto de Desarrollo sostenible, son términos y conceptos de los últimos 15 años, y una vez mas se demuestra que Andre Voisin fue un precursor, un avanzado de su tiempo, un defensor de la Naturaleza y un enemigo de la explotación desmedida de los suelos, como diríamos en buen cubano. La sobre-explotación de los suelos es “pan para hoy y hambre para mañana” .

Hoy se dispone de sus libros, de folletos, de videocassetes y cursos para científicos, empresarios, campesinos particulares, para obreros de las granjas, dirigidos a públicos de diferentes niveles, con las informaciones básicas sobre el Pastoreo Racional Voisin y la construcción de las necesarias cercas eléctricas.

La Ciencia de hoy ya conoce las principales ventajas de su Sistema:

André Voisin llegó a Cuba el tres de diciembre de 1964 y falleció el día 21 de ese propio mes.

Terriblemente fatigado por su quehacer científico, por dictar conferencias en recintos universitarios, para la televisión, organizando en la práctica la aplicación de sus teorías, colectando datos, haciendo gráficos y escribiendo artículos para importantes revistas científicas, lo sorprende una crisis cardíaca y muere a la temprana edad de 61 años.

Es entonces inhumado en Cuba y se le rinden honores como casi un jefe de estado, declarándose un día de duelo nacional.

Hoy a 100 años de su natalicio, y como ya es tradición en este día, el pueblo cubano, los científicos, directivos, representantes de la Academia de Ciencias y autoridades del gobierno cubano le rinden homenaje y conmemoran esta fecha, dejando constancia con su obra puesta en práctica, rindiendo frutos en varias vaquerías del suelo cubano, de todo el agradecimiento y admiración por este sabio francés.

Quiero hoy, en este nuevo 7 de Enero del año 2003, celebrando esos 100 años de vida presente y futura de Andre Voisin, terminar, con sus propias palabras de su artículo la Tierra pide Clemencia:

…Al margen de los beneficios económicos individuales y ecológicos globales, el cultivo sano de la tierra reporta una enorme satisfacción personal por el reencuentro del vínculo primario con la tierra, de la que estamos tan alejados, tan erguidos….

¡ Cultivándola también habremos hecho con las propias manos algo por nuestra salud física y mental, tan abandonada últimamente a manos de terceros o a la misma suerte. ¡

Y sumemos a sus palabras otras de su otro sabio amigo:

Otro Mundo es Posible

¡Muchas Gracias ¡

7 de Enero de 2003.